domingo, 8 de mayo de 2016

¡NO DIGÁIS PALABROTAS, JODER!

Aquí dejo una curiosa propaganda religiosa que me dieron en Grecia que es por sí misma todo un documento de la historia de la lengua griega. Está escrita en griego eclesiástico, una καθαρεύουσα desmelenada que ni es griego moderno, ni medieval ni griego clásico... que ni ellos saben lo que es y que bien podríamos llamar νεαρχεαβιζαντινελληνικά.


En general, como veis, la cosa consiste en meter mucho dativo (en desuso entre el común de los mortales), mucho subjuntivo con vocal larga (aunque se pronuncie igual), poner ν finales a destajo, mucho adverbio en -ως... y πολυτονισμός por todas partes, que Platón hacía lo mismo y no es famoso ni ná.

Desde luego, un texto que empieza de manera tan graciosa como En todo lugar del dominio Helénico... sólo puede sorprendernos con cosas tan curiosas (y absurdas) como, por ejemplo, traducciones simultáneas del tipo ἕνας αἰχμηρὸς ἧλος (¿quéééééééé?), ἐνα μυτερό καρφί (¡aaaaaah!)...

 Así andan los griegos en sus relaciones con los cielos;  y por estos lares pidiendo la misa en latín, que para el caso....


En fin, que Palabra del Señor. Te alabamos... tradúcenos.





(entrada reciclada del blog HELLENIZO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario